Hija de ministro cobra 135 mil pesos mensuales por hacerse endeja…

Uno de los problemas que han generado que la sociedad mexicana tenga una gran desconfianza hacia las instituciones es el tráfico de influencias y el nepotismo. Estas irregularidades pueden ser rastreadas hasta instituciones como la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Diversos análisis han demostrado que una gran cantidad de jueces y funcionarios del Poder Judicial mueven influencias para que sus familiares sean contratados en el mismo circuito que ellos. Y parece ser que es el mismo caso con los magistrados de la SCJN, ya que las hijas de dos de ellos forman parte de la nómina.

Se trata de Ana Elena Aguilar Arrangóiz y Daniela Pardo Soto Reyes. La primera es hija del magistrado presidente de la Corte, Luis María Aguilar Morales; mientras que la segunda lo es del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo.Y en ambos casos llaman la atención ciertas irregularidades.

La hija del juez Aguilar tiene una larga carrera tanto en tribunales colegiados como en el Consejo de la Judicatura; lo cual es llamativo dado que su cedula profesional dice que es Cirujano Dentista. Actualmente se encuentra en la ponencia del magistrado Alberto Pérez Dayán y cobra un sueldo de 34 mil pesos mensuales más prestaciones.

Por su parte, Daniela Pardo ya forma parte del máximo tribunal de justicia apenas cuatro años después de haberse titulado, cobrando un sueldo de 135 mil pesos mensuales más prestaciones, por encima del tope que impondrá Andrés Manuel López Obrador. Su contratación fue decidida por el ministro Aguilar Morales, con quien trabaja en la Secretaría Jurídica de la Presidencia.

Ambas contrataciones se realizaron a través de un esquema de contratación que permite introducir a los familiares de los magistrados sin incurrir en acciones ilegales.

error: Content is protected !!